miércoles, 2 de abril de 2008






Cristóbal Colón es un personaje enigmático. Por varias razones. Nada sabemos a ciencia cierta sobre su lugar de nacimineto, sobre su condición (judío, cristiano, converso...), su profesión (aunque parece bien claro que Colón navegó muchísimo). Ni tan si quiera se ha podido demostrar cuál era su idioma materno (aunque es cierto que hablaba el castellano, pero hay quien afirma que lo hablaba con acento extranjero, posiblemente con acento italiano). Y ya para finalizar otro gran misterio: ¿sabía Colón de la existencia de tierras más allá del océano? ¿Había estado ya allí? Son muchos los enigmas y muchas las respuestas a dichas cuestiones. Aquí propondremos algunas soluciones.




Colón tenía noticias de tierras ignotas que se hallaban navegando hacia poniente. Lo sabía porque alguien se lo había revelado. Traspasadas dichas tierras se llegaría a las Indias. En un principio, lo más interesante era buscar una nueva ruta hacia las Indias sin tener que atravesar Europa y Asia, que en aquella época estaba llena de peligros. Por eso los productos de Oriente eran tan caros. Había que encontrar otro camino. Y Cristóbal Colón parece que lo conocía. Poco importaba que hubiera tierras enmedio de Europa y las Indias. El hecho era que se pudiera llegar hasta las Indias por Occdente. Colón parece ser que llegó a tener algún mapa con dichas referencias y midió la distancia. Se equivocó de varios miles de Kilómetros. Cristóbal Colón tras mirar aquellos mapas calculó la distancia que había entre Europa y aquellas tierras desconocidas que daban paso inmediato a las Indias ya conocidas, y creyó que estaban lo suficientemente cerca como para alcanzarlas en poco más de dos semanas. Se equivocó (pero sólo en parte, porque aquellas tierras existían) aunque Colón tenía la certeza de que aquellas tierras eran parte de Las Indias. Se murió convencido de ello.



En 1476 Colón llegó a Portugal. Cerca del cabo de San Vicente, la flota genovesa, en la que iba embarcado, fue atacada por barcos franceses. La nave se hundió y tuvo que alcanzar la orilla de las costas portuguesas a nado. Portugal, en aquel tiempo acababa de descubrir los archipiélagos de las Azores, Madeira y Cabo Verde. Comerciaba con diversos puertos de África y estaba inmerso en encontrar una ruta marítima doblando el punto más meridional de África para evitar las rutas terrestres con las Indias.


Una vez en Lisboa Colón se casó con Felipa Moñiz, mujer que estaba cerca de la corte portuguesa, y por ella supo de los interes portugueses en encontrar una ruta alternativa hacia las Indias.




Hizo, por aquel tiempo un viaje hasta las islas de Madeira y estando allí, llegó a puerto una carabela con cuatro tripulantes, todos enfermos, el resto habían muerto. Colón habló con uno de ellos y le explicó que venía de unas islas que hay muy lejos, a Occidente. Dijo que eran islas muy ricas en oro y especias y productos tropicales (justo lo que los monarcas buscaban)




Le dijo poco antes de morir que habían hecho mediciones y que estas tierras distaban unas setecientas cincuenta leguas si se sigue hacia occidente desde Canarias.
Aquellas tierras, pensó Colón, no podían tratarse de otras tierras más que de Cipango (Japón) que por aquella época ya se conocía en Europa, y nada más rebasarla se encontraría con las ansiadas Indias.

Este viaje a las Indias por occidente supondría dos claras ventajas: por una parte sería más corto que por Oriente, y por otra parte se evitaban los problemas que suponía atravesar Europa y Asia.
Entonces, Colón, con esta firme convicción, propuso el viaje a la corte del rey portugués. Y éste, que por entonces estaba metido de lleno en la tarea de llegar a las Indias bordeando África por el extremo sur (cosa que consiguieron los portugueses) no le dio importancia al plan de Colón. Colón entonces emprendió camino de Castilla.


En 1485 Cristóbal Colón llegó a Castilla para exponer el propósito de llegar a las Indias yendo por occidente. Por aquel tiempo Castilla estaba muy metida en la guerra de Granada. Y no fue hasta después de enero de 1492 cuando finalmente expulsaron de la península al último rey moro, dando con ello por finalizada la Reconquista, cuando le prestaron atención al plan de Colón.
Este mismo año, en agosto, se emprendió viaje hacia las Indias, y después de muchas peripecias porque el viaje se hizo mucho más largo de lo que en un principio (porque estaba equivocado) había dicho a la tripulación, llegaron a la isla de Guanahaní a la cual él le puso el nombre de San Salvador. Colón, según contaría más tarde, se extrañó mucho de los indios (él creía que eran indios) parecía que les estaban esperando, como si alguna otra expedición de occidentales hubiera venido a visitarles no hacía mucho tiempo.



Después de esto Colón volvió a Castilla y realizó otros viajes. Pero murió con la convicción de que había descubierto un camino nuevo para llegar a las Indias, y no un nuevo mundo.

1 comentario:

segundo antonio dijo...

esta informacin es muy buena para estudiar la materia que me cestan pasando ¿pueden poner mas?