miércoles, 12 de diciembre de 2007

Cultura cretense o minoica



En la imagen de la izquierda el "emblema del rey Minos" en Cnosos. En la foto de abajo "la gran sala del sacerdote" del palacio de Cnosos.



El toro era un animal sagrado en Creta: La leyenda del minotauro es un buen ejemplo de ello. Esta cabeza de toro con los cuernos de oro fue hallado en el palacio de Cnosos y servía para las ceremonias religiosas.















Plano del palacio de Consos














Fresco de los delfines en la "sala del baño" del palacio de Cnosos



La cultura cretense o minoica, que es contemporánea de la micénica, recibe este doble nombre, por una parte (cretense) porque tuvo lugar en la isla de Creta; y por otra parte (minoica) porque el rey más importante de Creta, o la más importante dinastía, fue Minos.


Hay que apuntar que la cultura cretense es extremadamente original y atractiva, pero se conoce más bien poco de ella. Sólamente sabemos de ella algunos aspectos y ni un sólo nombre de rey (Minos puede ser tanto un título como el nombre de una dinastía) ni un solo nombre de persona: Es imposible conocer el régimen político, la sociedad, las creencias religiosas.


El marco cronológico e histórico

A principio del segundo milenio (entre 2000 y 1700 a. C) encontramos los primeros palacios como el de Cnosos (que es el más importante) el de Fastos y el de Mallia. Hacia el 1700 los palacios fueron incendiados, lo que probablemente se debiera a una invasión de aqueos llegados desde el Peloponeso.

Poco después los palacios se reconstruyen sobre planos más amplios, y en adelante el palacio de Cnosos es el más grandioso y esplendoroso de Creta.
Entre el 1700 y el 1450 tiene lugar el auge de la dinastía de los "Minos".

Los datos arqueológicos permiten decir que hay en aquella época auténticas ciudades de artesanos, con callejuelas estrechas.

Hay dos rasgos que hay que señalar de la civilización minoica:

a) Ausencia de todo lo relacionado con la guerra, especialmente murallas y armas
b)Presencia significativa de la mujer frente a una presencia masculina que no se identifica con el prototipo del guerrero.

La leyenda del Minotauro

Parece ser que entre el 1500 y 1450 a.C. la isla de Creta conoce su apogeo bajo un poder fuerte y centralizador. El hecho de que -fuera o no fuera leyenda-, la ciudad de Atenas tenía que ofrecer un tributo a Creta de siete jóvenes de ambos sexos pudiera ser una prueba de ello.

A partir de ahí se elaboró la leyenda del Minotauro. Según esa leyenda, el rey Minos pidió a Poseidón (dios del mar) un toro blanco que luego tenía que sacrificar. Pero Minos no lo quiso sacrificar y el dios Poseidón se vengó haciendo que el toro blanco dejase embarazada a su esposa. Entonces la esposa del rey Minos concibió a un monstruo, el minotauro, que tenía cabeza de toro y cuerpo de hombre. El rey, por vergüenza ocultó al minotauro en un laberinto que ideó Dédalo, y entonces impuso un tributo anual a la ciudad de Atenas que consistía en que ésta tenía que entregar cada año siete chicos y siete chicas vírgenes para que fueran devorados por el monstruo.
El príncipe ateniense Teseo se negó a entregar más jóvenes en sacrificio y arriesgando su vida entró en el laberinto y mató al minotauro. Ello fue posible porque Ariadna, hija del rey Minos, se enamoró de Teseo y quiso irse con él a Atenas, y para eso le hizo prometer a Teseo que si le enseñaba el modo de acabar con el minotauro la llevaría con él. El se lo prometió, y Ariadna le prestó su ayuda. Le indicó el camino para llegar hasta el monstruo a la vez que le dio un ovillo de hilo mediante el cual pudiera guiar sus pasos por los oscuros corredores de aquel laberinto. Una vez muerto el monstruo, Teseo halló fácilmente su camino de salida gracias al hilo de Ariadna.
Teseo, tal como había prometido, se llevó a Ariadana consigo, pero cuando llegaron a la isla de Naxos, quiso Teseo detenerse a descansar en dicha isla y aprovechando el momento en que Ariadna estaba dormida, se hizo a la mar y la abandonó.

La civilización, la religión y las artes
Poseemos más información sobre los príncipes y los ricos que sobre los humildes, aunque los vasos y cálices representan escenas de la vida rural. Los palacios e incluso las viviendas atestiguan una búsqueda asombrosa dels bienestar.
No sabemos nada del pensamiento cretense y muchas de las manifestaciones colectivas, conocidas a través de los frescos o de las estatuillas, pueden haber tenido una significación religiosa: cortejos o procesiones, paseos en carro, juegos de tauromaquia, sin muerte final del animal, en los que incluso figuran mujeres acróbatas. La religión está dominada por un principio femenino de fecundidad.
Por lo que respecta al arte, ante la desaparición de la arquitectura, de la que sólo queda el magnífico palacio laberíntico de Cnosos, nos quedan sobre todo los frescos, los relieves pintados, las estatuillas de metal o de marfil, los vasos decorados con relieves y la cerámica.












9 comentarios:

Anónimo dijo...

no encontre lo q busque pero muy buena la pagina

Anónimo dijo...

muy buena informacion

Anónimo dijo...

no entendi nada

Anónimo dijo...

fishaaaa la informacion me sirvio mucho

Anónimo dijo...

no encontre lo q buscaba pero igual esta muy completa e interesante como la leyenda del minotauro

wena ahi loco JOYA !

a.n.m.s.i.e.m.m.m.b.

eileen dijo...

podrian poner mas cosas y serviria mas pero dse alguna forma me ayudo

Anónimo dijo...

no me ayudo mucho porque no estaba muy completa la informacion pero de todas forma me ayudo grasias buena pagina la recomiendo a muchas personas por que se que es ta pagina puede mejorar para si misma y apra los de mas por que a nosotros nos interesa paginas con fotografias lo que significa e informacion
pd: la recomienddo a todos los de la basica

Anónimo dijo...

bueno

Anónimo dijo...

DEBERIA DE HABER COSAS SOBRE LA CULTURA MICENICA.